¿Por qué tocar un instrumento? Los beneficios no son pocos y todos los conocemos en Agora Barcelona International School

¿Sabías que tocar un instrumento reporta importantes beneficios sobre el desarrollo mental, emocional y físico de los niños? Si tus hijos todavía no están aprendiendo a tocar ningún instrumento, quizás sería buena idea preguntarle si le gustaría iniciar sus clases de música porque las ventajas son bastante interesantes.

Entre esos beneficios, saber tocar un instrumento o, al menos, estar en el camino de ello, ayuda a los niños a trabajar sus habilidades cognitivas y a potenciar su creatividad. Además, favorece el desarrollo y el perfeccionamiento de los talentos especiales y enseña valores como el esfuerzo, la superación, el trabajo en equipo o la organización.

Y no lo decimos únicamente desde Agora Barcelona International School. Es que así, precisamente, lo han venido avalando diferentes estudios e investigaciones científicas a lo largo de la historia.

A través de ellas y sus conclusiones vamos a repasar algunos de los beneficios más importantes de saber tocar un instrumento

Saber tocar un instrumento acelera el desarrollo cerebral

Y no solamente eso sino que también mejora la memoria, algo que en la infancia es primordial. Esta fue la principal conclusión a la que llegó un estudio en 2006, publicado en la revista Brain.

Los propios autores quedaron impresionados tras ver los resultados de los análisis que llevaron a cabo con varios niños que habían recibido aprendizaje musical. Su cerebro no solamente era mejor que el resto en el aspecto musical, sino que también mejoraba con respecto a los demás en tareas como la alfabetización, la memoria verbal, el cálculo o el cociente intelectual.

Además, el aprendizaje musical no solamente beneficia al cerebro a medio plazo. Esta otra investigación, liderada por Joe Verghese, doctor en medicina, demostró hace unos años que saber música reduce el riesgo de padecer demencia, de padecer deterioro cognitivo cuando lleguemos a la vejez.

La investigadora Brenda Hanna- Pladdy, de la Universidad Emory, de Estados Unidos, descubrió también que saber lenguaje musical, sea en la forma que sea, es un buen aliciente para reducir el riesgo de padecer alzhéimer en la vejez. «Los altos niveles educativos pueden generar reservas que retrasarían la aparición de los síntomas del Alzheimer o del deterioro cognitivo», aseguraba hace unos años.

Mejora el rendimiento en otras materias

Quizás uno de los beneficios que más directamente repercute en el aprendizaje infantil sea el que descubrió un análisis que se publicó hace dos años en la revista Journal of Educational Psychology: los estudiantes de Secundaria que están aprendiendo música, bien sea solfeo o el aprendizaje de algún instrumento, tienen más rendimiento en materias como matemáticas, lengua o ciencia. «De media, los menores que aprendieron a tocar un instrumento musical durante muchos años y ahora tocan en una banda y orquesta del instituto de secundaria tienen el equivalente a un año de adelanto respecto a sus pares en capacidades de Inglés, Matemáticas y Ciencias», explicó a raíz de la investigación Peter Gouzouasis, uno de los autores.

¿Qué cómo consiguieron adivinar esto? Muy sencillo, analizaron a través de pruebas básicas de estas materias a un grupo de estudiantes con estudios musicales y a otro sin ellos.

Aprender a tocar un instrumento beneficia la salud emocional

No hace falta recurrir a la literatura científica para saber que la música relaja la mente. De hecho, ¿quién no escucha música para intentar olvidarse de alguna preocupación? Las personas que saben tocar un instrumento, además, suelen recurrir a él como paño de lágrimas. Para intentar evadirse del mundo, de preocupaciones y de problemas. Y es que, como sabemos, tocar un instrumento requiere de concentración y mucha atención, por lo que la mente no puede estar dispersa.

Pero, por si esta explicación no fuera suficiente, sí existe alguna que otra investigación científica que se ha encargado de demostrar que lo que decimos desde Agora Barcelona es cierto.

Por ejemplo esta que en 2016 fue capaz de demostrar, a través de varios análisis, que la creación de arte (ya fuese música, pintura, danza cine o cualquier otra disciplina) reduce los niveles de cortisol. El cortisol es la principal hormona del estrés.

Además, ayuda a ganar autoestima y autoconfianza, pues el pequeño verá cómo su esfuerzo por tocar bien tendrá recompensas más adelante.

Aprendizaje musical presente en Agora Barcelona International School

A sabiendas de todos los beneficios de aprender a tocar un instrumento, en Agora Barcelona International School tenemos muy presente los estudios musicales. Hemos desarrollado un Proyecto de Educación Musical que tiene como objetivo proporcionar una vivencia activa de la música. Sigue los criterios de evaluación, los materiales didácticos y las herramientas pedagógicas del Conservatorio Liceo de Barcelona, al que Agora Barcelona International School está vinculado.

Como parte de él, todos nuestros alumnos ejercitan el aprendizaje de, al menos, un instrumento musical de cuerda o viento dentro del Proyecto Orquesta y del Proyecto Big Band. Paralelamente a ello desarrollan sus capacidades vocales en un trabajo de Canto Coral y desarrollo de la voz asesorado por la Escolanía de Montserrat.

16 / 12 / 21